7 de noviembre de 2006

FERNANDO PABLOS... QUE PENA DE POLÍTICO

El PSOE como cualquier partido democrático merece todos mis respetos. Comienzo con esta apostilla para significar que no todos en el PSOE, como en cualquier otra organización humana, son iguales.

En Salamanca el PSOE tiene serias dificultades. Lo digo, porque no alcanzo a entender la campaña infame y mendaz a la que está recurriendo. Su acoso contra el Consejero de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco no puede tener otro calificativo que el de falaz.

Fernando Pablos y otros “eruditos” socialistas charros no han escatimado medios para intentar el desgaste del PP salmantino -y castellano leones- mediante la argucia de la mentira. Hablan de “pelotazo urbanístico” cuando saben que es mentira. Entonces ¿Porqué lo hacen? Pues porque les consta que la opinión pública está sensibilizada con el tema. ¡Difama y miente que algo queda!

De lo que no es consciente el amigo Fernando Pablos y todos los “intelectuales” que estén detrás de esta campaña apestosa es que así no llegan a ninguna parte. Es más, seguirán donde están. ¡En la oposición!

Tiene narices que aquellos que han apoyado el tripartito catalán y lo han vuelto a repetir den clases de ética y honradez a nadie. Tiene guasa que unos individuos que lo único que han aportado a Salamanca es que los papeles del Archivo se hayan ido a Barcelona nos den lecciones de política. ¿Esa es su defensa de los intereses de su tierra y de su gente? Pues sigan así, que yo estaré encantado. Van a chupar banquillo hasta que Salamanca sea sede de los Juegos Olímpicos de invierno.

Señores Pablos & Company, lo tienen ustedes claro. Si todo su discurso político se ciñe a la mentira y al ataque personal grosero e infundado contra Alfonso Fernández Mañueco es que no tienen ni una sola idea que merezca el apoyo de los salmantinos.

Finito de Aldeatejada. –A la sazón novillero-

6 comentarios:

Isidro Tamudo -Santa Marta de Tormes- dijo...

¿Y que me dice Ud de Melero y su cohorte? En Salamanca tenemos lo que nos merecemos, ni más ni menos.

Jaime Escudier -Salamanca- dijo...

Lo de la corrupción urbanística afecta en igual medida a PSOE, PP y resto de partidos con responsabilidades municipales. Me da que será el único argumento en las próximas elecciones municipales y autonómicas. Unos a otros hablándoles de los municipios donde se ha descubierto el chanchullo.

Anónimo dijo...

¿Alguien me puede explicar de qué va este embolao? Lo digo porque vivo fuera de Salamanca y he tratado de informarme por los medios de comunicación locales pero no he encontrado ninguna noticia al respecto. Lo único que he oido y visto sobre este asunto ha sido en medios de comunicación de ámbito nacional.

Gracias.

Colas...ve dijo...

Es normal que Anonymous diga que no conoce la noticia, ya se han encargado los medios de comunicación locales escritos de velarla y tomar partido en sus editoriales. Algunos no han querido ni insertar esta información pagando en el capítulo de “Publicidad”.
Pero lo cierto, Anonymous, es lo siguiente:

El 23 de octubre se aprobó con los únicos votos del equipo de gobierno del PP el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad de Salamanca, y el mismo ha sido noticia por la imposición del Grupo Popular de la recalificación política de los tesos de las Peñiscas y las Cabezas, clasificados como suelo rústico de entorno urbano inicialmente y donde la principal tierra de labor de más de 35.000 metros cuadrados era propiedad del dirigente del PP José Martín Méndez. Esta recalificación convierte en urbanizables dos de los cinco tesos que rodean la ciudad de Salamanca, donde previamente no podía construirse ninguna vivienda, y se realizó con el informe en contra de los técnicos redactores del PGOU de Salamanca. Este cambio urbanístico modifica el criterio sostenido históricamente de considerar suelo rústico con protección las atalayas de la ciudad. El responsable político de este pelotazo urbanístico es el todavía alcalde Julián Lanzarote.
Por otro lado, tres meses después de solicitar la recalificación de los terrenos, y antes de que la misma se produjera, el dirigente del PP Jose Martín Méndez donó a sus hijos esa tierra, lo que tiene como consecuencia un ahorro de cientos de miles de euros en el impuesto de donaciones a pagas a la Junta, al valorarse la tierra como suelo rústico a efectos de pagar este impuesto. Este hecho es inadmisible en un responsable público.
El secretario regional del PP, Alfonso F. Mañueco, ha justificado públicamente estas actuaciones que benefician directamente a su familia.
¿Es esto acoso o compromiso con los más de 39.000 ciudadanos que depositaron la confianza en Don Fernando Pablos para que desempeñara una oposición política responsable incluyendo la valentía

Anónimo dijo...

Gracias por la información, colas... ve, desde luego que es mucho más amplia que la que han ofrecido los medios de comunicación locales. Lo que no alcanzo a entender es el motivo por el que los tres periódicos de la ciudad están silenciando este hecho. Se me ocurren dos motivos, aunque ciertamente puede haber otros (repito que no vivo el día a día de la ciudad): o bien la información no se publica porque los datos aportados por el PSOE no están suficientemente contrastados por los periódicos o bien la prensa escrita de Salamanca tiene una mordaza impuesta por el PP que impide el ejercicio de la libertad de expresión, siendo éssta utilizada, la expresión/información me refiero, por el partido que gobierna en la ciudad, provincia y comunidad para imponer una espiral de silencio sobre determinadas cuestiones que puedan perjudicarle.

Pater King Serra dijo...

No podemos permanecer impasibles ante tan preocupante gravedad. Medios de comunicación secuestrados por sus líneas editoriales y sus compromisos financieros, creando sobre sus lectores una distorsionada imagen de la realidad y edificando con la complicidad de sus mentores políticos la gran mentira.
Los sociólogos tratan de explicar el cambio en los comportamientos ciudadanos ante determinados pecados de la democracia: por ejemplo, por qué hay más sensibilidad en unos momentos que en otros ante la mentira y la manipulación política. Mientras nos llega una respuesta convincente, convengamos que la democracia es dinámica, que la impulsamos o retrocede. Como explica el intelectual italiano Paolo Flores D'Arcais, la aniquilación de la verdad y la aniquilación de la democracia caminan al mismo ritmo, constituyen dos indicadores recíprocos y convergentes: las libertades públicas y las mentiras políticas circulan de forma inversamente proporcional.
El grado de tolerancia con respecto a la mentira política es un indicador barométrico de la calidad de la democracia.
Para que funcionen, las democracias necesitan que sus decisiones sean informadas
El control democrático depende de que los ciudadanos dispongan de información verdadera y en tiempo, para atribuir responsabilidades a sus representantes. "Sucederá entonces que las estrategias de los políticos consistirán en la manipulación de algunos requisitos, para mantenerse en el poder y maximizar la autonomía de sus políticas". Premonitorio de lo que está acaeciendo en Salamanca.
Como siempre que las mentiras, las manipulaciones o las acciones ocultas salen a la luz en forma de escándalo, la política se convierte en un campo de batalla por la opinión pública.
La democracia es incompatible con la gran mentira política. El político que miente es enemigo de la democracia, aunque haya sido elegido democráticamente. No, no es sólo una guerra mediática o una escaramuza electoral. Más allá, es un delito de lesa democracia. Hay que denunciarlo y movilizarse para resistir.

Adelantemos nuestras tribunas en gacetas virtuales y denunciemos que lo que aquí ocurre es de extrema gravedad.