16 de septiembre de 2008

LOS HERMANOS "LEHMAN"

En una de mis pretéritas entradas -27 diciembre de 2007-, entre otras cosas decía:

"Pero Finito a ver ¿qué es lo que está sucediendo? Pues que unos cuantos bancos USA -Bear Stearns, Morgan Stanley, Lehman Brothers, Citigroup, JP Morgan, et alii- y alguno que otro europeo se han estado poniéndo las botas durante estos años con instrumentos financieros de alto riesgo -CDOs-. El riesgo se ha materializado y esas instituciones financieras están perdiendo dinero a espuertas...".



Magia potagia: Bear Stearns ha volado, los hermanos Lehman "finiquitados", Merryl Lynch comprado a precio de saldo... y lo que te rondaré morena que diría el castizo porque veremos el trompazo -quiebra o compra irrisoria-, de alguna que otra compañía centenaria. La sofisticación financiera al carajo. La venta de productos "humo" que ni ellos mismo entendían voló. Esto ha venido a demostrar que el universo bancario yanky tiene los pies de barro. Ahora a sus autoridades no les queda otra que tomar nota del desastino y cambiar las reglas del juego para que este disparate no vuelva a suceder.


¿Soy economista? No. ¿Dotes para adivinar el futuro? en absoluto. Estaba más claro que el agua. ¿Entonces? bien sencillo. Todos los indicadores llevaban a que la debacle de la banca de inversión americana estaba servida en bandeja.



¿Habrá más caídas en el sector bancario? . En Europa UBS, por ejemplo, lo tiene crudo ¿Y en España? No. Los bancos y cajas tendrán menos beneficios y, si acaso, alguna fusión entre cajas. En nuestra querida España el paro se irá a cifras demenciales de esta fecha hasta junio de 2009. El consumo privado ni está ni se le espera luego tendremos recortes de plantillas de todo pelaje y los procesos concursales y los cierres de empresas irán mucho más allá de los datos de 1993.

En el mercado interbancario no se fían unos de otros. No se dejan dinero entre ellos. ¡Están secos! ergo... no pueden dejar dinero ni a las familias ni a las empresas. Si se frena el crédito se contrae la inversión, el crecimiento, la creación de empleo y el consumo. Sólo y, sólo si, el petróleo regresara a los 70-80 dólares barril se podría atisbar la luz al final del túnel.


¡Ah¡ y no hagan caso a los "comerciales" de las entidades de crédito que les dicen que es el momento de entrar en jugosos "fondos de inversión" o comprar tal o cual valor. Liquidez, liquidez y liquidez. Al IBEX 35 le queda mucho recorrido a la baja. Rebotes técnicos tiene que haberlos, pero son eso: rebotes. Yo lo veo sin mayores dificultades en los 10.000 puntitos a final de año. Si perdiera ese soporte en enero o febrero se despeñaría hacía los 9000 hasta junio de 2009.


¿Medidas del gobierno español para paliar la que se avecina?: 2 bombillas por hogar -que jamás verán uds-, 400 eurillos -con trampa-, previsión de plantar 20 millones de árboles -parece una broma si no fuera porque así se ha anunciado- y nada más. Es decir, cada españolito que nade y salve la ropa como pueda porque nuestras autoridades carecen de capacidad para sacarnos del atolladero. ¡Triste pero así es!


Finito de Aldeatejada -A la sazón novillero-

3 comentarios:

emma dijo...

si tenía más razón que un santo, allá por los diciembres. saluditos.

Dardo dijo...

Finito. Recuerdo perfectamente su entrada de "Las vacas flacas ya están aquí" allá por diciembre de 2007. Ha quedado Vd. como un sabio por su preclara visión de ese futuro que hoy ya es presente.

La cosa es como sigue: ¿Si analistas económicos pronosticaban todo esto a la vista de las variables publicadas entonces; es que el staff del Gobierno no trabaja, no trasladaba alertas?. Que conste que es una pregunta retórica. Ya sabemos que todo estaba mediatizado por la cita electoral.

Lo grave es que después se estuvo sin hacer nada y negando todo.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Querido Dardo. ¿Sabio? ni los hay ni los ha habido. La crísis en la que estamos inmersos no tiene paragón. Se empeñan en hacer comparaciones con otras cuando no tiene nada que ver con las pretéritas. En España nos espera un furuto más que sombrio. Nuestra economía es ineficiente y basada en sistemas productivos obsoletos que cualquiera país puede realizar a precios más competitivos. Nuestros gobernantes son un auténtico desastre que mirán única y exclusivamente por sus intereses electorales. ¡Una verguenza!