15 de noviembre de 2006

POR LA PUERTA DE ATRÁS

De tapadillo. Así actúa el gobierno ¿socialista? cuando legisla de verdad. A ver. Cuando se trata de vender al público bodas gays y demás reformas que afectan a un colectivo ínfimo lo hace a bombo y platillo. Ahora bien cuando mete mano a asuntos de enjundia lo hace con sordina. Bien bajito, para que nadie se entere.

Pues esta reforma legislativa si que afecta a mucha gente. A millones de españoles y como les va a costar dinero se hace con nocturnidad y por la puerta de atrás. Al grano. El Gobierno, a través de Marí Tere Fernández de la Vega, quiere modificar el artículo 1 de la Ley del Notariado. Con esta mutación se incluirá en el ámbito de la fe pública notarial la legalidad del acto o contrato documentado.

¿Y eso afecta a nuestros bolsillos? Sí y mucho. Para realizar la compra de un inmueble ya no será suficiente la nota simple expedida por el Registrador de la Propiedad. Con la implantación del nuevo sistema el Notario realizará toda una serie de “investigaciones” por las que cobrará. Y nos cobrarán no porque se incrementen los aranceles sino que el recibo será más abultado por otros conceptos que percibirán en su condición de gestores únicos de los documentos.

Se estima que se pasará del 0,4% actual, al 1,2% -en compraventas- y al 0,9% -en el caso de los préstamos con garantía hipotecaria-. ¡En números majete que sino no me entero!. Valeeee. Pues en el caso de un préstamo de 120.000 euros, el coste del Notario se incrementará en 976 y 600 euros, respectivamente. ¿Así más claro?

¡No seas exagerado Finito, que no afectará a tanta gente! Pues no. No exagero. Actualmente se documentan en torno a 3,5 millones de préstamos hipotecarios y compraventas anuales. Ya ven, tiene la misma incidencia popular que otras “memeces” legislativas. Por eso, repito, se va a consumar de esta forma. Por la puerta de atrás.

Pero hombre, teniendo tanto calado ¿se hará mediante una Ley “ad hoc”? El Gobierno ¿socialista? nos prometió claridad y cercanía al ciudadano. Sí majete, te lo prometió para que les votarás. Pero para nada, que sino se entera la gente. Se va a llevar a término colándola de rondón en la Ley de Jurisdicción voluntaria. No les aburro con las consecuencias que, además, tiene para nuestro vigente sistema registral porque pueden morir del tedio. Pero vamos, que eso de la protección que confiere el Registro pasará, de facto, a mejor vida.

Pues nada. Ya tienen ustedes servida una ración de talante, otra de transparencia y otra más de “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”.

Finito de Aldeatejada –A la sazón novillero-

1 comentario:

Darco dijo...

ante artículos como este sólo se me ocurren comentarios como este ....

¡manda huevos!

y no lo digo por que no le crea a usted, sino por que me gustaría no tener que creerle