21 de diciembre de 2005

PEPIÑO BLANCO...¡OTRA MÁS!

PEPIÑO GOEBBELS, perdón BLANCO... está que se sale. ¡Hay va una de talante! El pasado lunes 19 de diciembre, el flamante secretario de organización del PSOE se dirigió a la Universidad Complutense de Madrid para grabar el programa de TVE “59 segundos”. Como PEPIÑO BLANCO es un ejemplo de civismo donde los haya, decidieron APARCAR SUS COCHES OFICIALES –un Lancia y un Citroën- EN LAS PLAZAS RESERVADAS A MINUSVÁLIDOS.

Mientras sucedían los hechos, llegó con su automóvil D. RAFAEL SEGURA, -profesor de la Universidad Complutense de Madrid, que sufre una minusvalía-. El profesor les recrimino su actuación y ¿qué sucedió?
Pues que PEPIÑO pasó del tema, dejando que sus escoltas que se encararan con el perjudicado.

Hace unos días el Presidente RODRÍGUEZ, recibió a los “disminuidos” en la Moncloa y les prometió que cambiará la Constitución. La reforma zapateril hará que, el ofensivo término que acabo de citar, desaparezca del texto constitucional y aparezca el más correcto de “discapacitado”. ¡Alta política de Estado, si señor!

A todo esto me pregunto ¿los discapacitados prefieren reformas lingüísticas vacuas o que se respeten sus derechos?. Estoy convencido que les importa más lo segundo que lo primero.

Y sobre la actuación de PEPIÑO me surge otra duda. ¿No será que aparcaron en ese lugar porque realmente tiene derecho a ello ? Ya saben a que me refiero. Su minusvalía intelectual.

Finito de Aldeatejada –A la sazón novillero-

6 comentarios:

Xosé Pereira -Mondoñedo- dijo...

Pepiño siempre ha sido así. Yo lo conocí en la Facultad de Derecho de Santiago y era un tío déspota y acomplejado. De esos barros vienen estos lodos. Y por cierto, no acabó la carrera.

Enrique Rios -Salamanca- dijo...

José Blanco es un oligofrénico. Es un pobre hombre que no sabía lo que era un coche oficial y le da lo mismo un minusválido que un anciano. Ya veremos en el futuro a qué se engancha. Alguna empresa agradecida habrá que le acoja en su seno.

Laura Nuñez Urquijo -Bilbao- dijo...

Al sr Blanco no se le puede pedir más, pero a sus escoltas sí. Es una verguenza dejar sin aparcamiento a un profesor minusválido y encima enfrentarse con él. El jefe -Blanco- un inmoral y sus escoltas unos cobardes. Ni más, ni menos.

Anónimo dijo...

Aún siendo cierto, es ejemplificador cómo actúa la derecha. GOEBBELS fue un asesino, PEPIÑO aparcó donde no debía. Lo mismo.

Enrique Rios -Salamanca- dijo...

No se trata de dónde aparco PEPIÑO. Se trata de lo que significa ese acto, que no es sino el total desprecio a las normas y a las personas. PEPIÑO no es GOEBBELS, es un propagandista que después se pasa sus arengas por el forro. Comentarista ANONIMO, tenías que haber sido tú el minusválido y que te ningunearan los guardaespaldas, a ver si opinabas con tanta ligereza.

Esteban Huidobro -Castellón- dijo...

Me encanta el talante de Pepiño. Es un demócrata como tiene que ser. ¡Abusando de su posición y de sus privilegios!