7 de noviembre de 2013

2013. OTRO AÑO EN EL DESIERTO

Después de otro año la cosa económica sigue igual. Atonía absoluta. Consumo interno desplomado. Crédito a familias y PYMES inexistente. Endeudamiento sobre PIB, por las nubes. El paro en aumento. suma y sigue. Glorioso año 2013.

Una pregunta novillero ¿y que hay del ajuste de las distintas Administraciones Públicas? Pues ni está ni al parecer se le espera. Nuestros políticos hacen guiños con el personal contratado de la Administración pero ahí se queda la cosa. ¿Ajustes? Que los haga el sector privado que si metemos mano a la Administración podemos salir electoralmente escaldados.

Así un año más. Otro. Ahora entenderán que las ganas de escribir en este Blog se vayan esfumando. ¿Escribir sobre qué? Que hoy Mario Draghi –ínclito mandamás del BCE- acaba de decidir una bajada de tipos al 0,25 al verle las orejas al lobo de la deflación. Esta crisis ha venido para quedarse. Tiene forma de L infinita y el suelo de la letrita de marras va a durar unos cuantos años más.

¿Pero si estamos en un suelo tendremos que subir? Pues no necesariamente. O sí, en términos macro estadísticos, pero la micro economía, la que afecta a las personas, a su empleo, a sus ingresos, a su calidad de vida, esa ha venido para permanecer. Olvídense del gratis total. El Estado del Bienestar, tal y como lo conocimos está finiquitado. Todos juntos lo matamos y el solito se murió.

Sean ustedes buenos.

Finito de Aldeatejada –Novillero jubilado-